5 Problemas comunes en el matrimonio y su solución


Problema 1: La suegra

La causa: Muchos problemas, en general, se originan entre la esposa y la madre del marido. ¿Por qué? El investigador John Gottman, PhD, dice que en general es debido a que ambas mujeres compiten por la atención del marido.

La cura: La solidaridad es esencial para el éxito de un matrimonio, por lo que ambos deben presentar un frente unido. El marido debe alinearse con su esposa en cualquier desacuerdo, incluso si se equivoca. La mamá debe entender que su hijo es primero marido y en segundo lugar hijo.

Problema 2: El dinero

La causa: Sobre todo los recién casados no saben cómo equilibrar la libertad y el poder que el dinero trae consigo y la seguridad y la confianza que se supone debe fomentar. 

La cura: Actuar como un equipo financiero. Decidan sus metas como pareja (casa, colegio para los niños, coche, casa de vacaciones, jubilación) y revísenlo periódicamente. Abran una cuenta bancaria conjunta para gestionar estas áreas y depositen el 90 por ciento de su sueldo allí. A continuación, abran cuentas bancarias individuales para el restante 10 por ciento de la remuneración. Este es el dinero personal que pueden utilizar, si es que quieren y sin hacer preguntas.

Problema 3: Las tareas del hogar

La causa: Tener un esposo crea un extra de 7 horas a la semana de tareas domésticas para las mujeres, mientras que una mujer salva a un hombre de una hora de trabajo de casa por semana, según un estudio de una muestra representativa a nivel nacional de las familias estadounidenses de la Universidad de Michigan. Esta situación genera muchos problemas de relación. Las esposas se sienten sin apoyo cuando sus maridos no ayudan con tares como pasar la aspiradora, lavar platos y ropa, y guardar todas esas cosas que simplemente están lavadas. Los hombres necesitan modelar el comportamiento con el que crecieron. Si fueron criados en hogares tradicionales donde el padre hizo el trabajo duro y nunca levantó una taza de la mesa, que manejaron los detalles de la basura y cortaron el césped y pensaban que con eso habían hecho su parte.

La cura: Dígale a su esposo lo importante que es para usted que el colabore en lo relacionado con las tareas de la casa. A continuación, cuelgue esta zanahoria: Cuéntele sobre una investigación de John Gottman que muestra que cuando los esposos hacen su parte para mantener la casa, las parejas informan de una vida sexual más satisfactoria. Le apuesto que él se irá directo al fregadero para ayudar.

Problema 4: Niños

La causa: Las mujeres soportan la mayor parte del trabajo de cuidado de niños. En una investigación se mostró que el 70 por ciento de las mujeres dicen estar significativamente menos satisfechas con sus matrimonios después de la llegada del bebé.

La cura: Despierta a la realidad; la vida sin preocupaciones que solían disfrutar se ha terminado. Ninguno de los dos podrá salir a gozar de un momento libre de manera espontánea por al menos 14 años. Por lo tanto, tienen que compartir la responsabilidad de la alimentación, el cambio, y el baño, y no sólo el tiempo de diversión familiar. Deben determinar, por ejemplo, el turno para cambiar los pañales. No hay otra forma.

Problema 5: Sexo

La causa: Tres meses después de una luna de miel apasionada, muchos se dan cuenta de que sus deseos sexuales no son tan plenos como habían pensado. Habitualmente el sexo es un asunto difícil de discutir, avances lujuriosos frecuentes pueden llegar a ser molestos, y deseos incumplidos pueden ser percibidos como como rechazo.

La cura: La confianza es el mejor juego previo. Es liberador el ser abierto y honesto acerca de los sentimientos y deseos cuando se expresan sin temor a la vergüenza. Hablar abiertamente y con frecuencia acerca de sus necesidades emocionales y deseos sexuales es sano. Por ejemplo, pueden convertirlo en un juego: cada uno escribe cinco deseos secretos (sexuales o de otro tipo).


Autor: Editores de Woman Health Magazine
Traducido y adaptado por: Miguel Ángel Núñez

Fuente: Woman Health

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios enriquecen este blog, y a las personas que lo leen. Te agradezco por tus aportes. Sin embargo, ten en cuenta que para que se publique lo que comentas debes indicar tu nombre (no se publicará ningún mensaje anónimo), y no debe aparecer ningún enlace a alguna página, número de teléfono, o dirección. Además, no se publicará ningún comentario con tinte ofensivo, homofóbico, discriminatorio, insultante o irrespetuoso. Todo lo demás, es bienvenido.