Nada mejor que el amor


Hay un increíble remedio anti-estrés, mejor que los analgésicos... ¿Su nombre?Amor.


Amor: cascada de reacciones biológicas

Desde hace algún tiempo, su corazón late de forma extraña, su garganta se aprieta, la cabeza pareciera que girara y todos sus sentidos están en crisis. Si usted tiene estos síntomas, estás de suerte, ya que, sin duda, es señal de estar enamorado.

Por supuesto, este sentimiento desafía la explicación racional y el escrutinio científico, nunca deja de sorprendernos. Los impulsos de nuestro corazón de hecho desencadenan una cascada de reacciones biológicas y hormonales, desde el primer momento.

Los estudios revelan, poco a poco, los efectos beneficiosos sobre nuestra salud física y mental. Revise los detalles acerca de este sentimiento universal ...

Estar enamorado: como en una nube

El amor es uno de los mejores antidepresivos naturales. Tras la reunión con el amado, se produce un fuego de artificio que trastorna toda la vida hormonal. Los neurotransmisores y hormonas emoción (adrenalina, noradrenalina, dopamina) se liberan, causando un aumento en la frecuencia cardiaca, temperatura y todas las manifestaciones físicas de la repentina emoción del amor, se acelera el corazón, las piernas están temblorosas, las palmas sudan... Pero el que prende fuego a la pólvora es la feniletilamina (o PEA), que también se encuentra en pequeñas cantidades en el chocolate, que es un conocido antidepresivo por excelencia presente en algunos alimentos. Esta substancia es secretada en grandes cantidades por los amantes en el momento del primer amor y en los primeros años, esta "anfetamina", producida naturalmente por el cerebro, tiene efectos similares a los causados ​​por ciertos medicamentos. 

Los amantes se sienten optimistas, rejuvenecidos, llenos de energía, alegría y hasta euforia. Por otra parte, este sentimiento es acompañado por aumento de la secreción de serotonina, una hormona relacionada con la regulación de las funciones biológicas como el sueño, el apetito, y  también en los trastornos del estado de ánimo. Se ha demostrado que las personas deprimidas tienen niveles anormalmente bajos de serotonina, sin embargo, aumenta de manera exponencial en los que se aman.

Estar enamorado: listo para mover montañas

Al comienzo de un romance, dopamina y otros mediadores químicos movilizan y activan. De este modo, aumenta la autoconfianza y da fuerza para completar proyectos. Posteriormente, después de la inundación de emociones intensas y las inundaciones de feniletilamina, la pasión da paso al amor-apego. Es entonces el turno de la presencia de las endorfinas producidas por el cuerpo, estos neurotransmisores tienen propiedades similares a las de la morfina. Alivian el dolor, la ansiedad y promueven el bienestar. Estos "opiáceos" naturales también se
segregan en abundancia durante el orgasmo, lo que explica el sentimiento de felicidad que sigue al amor y el conciliar el sueño fácilmente. Frente a esta realidad, el ​​sistema inmunológico está listo para defenderse de las agresiones externas. Aunque algunos se niegan a la evidencia, las encuestas han demostrado que las personas felices en el amor son menos propensos a los resfriados y otras infecciones de menor importancia que otros. Una resistencia producida por el amor.

Estar enamorado: diversión derretida

Olvídese de las dietas! Para perder algunos kilos de más, nada como el amor. Además de sus efectos en nuestra moral, la feniletilamina, reduce el apetito y nuestro deseo de comer bocadillos reconfortantes, pero también nuestras necesidades de sueño. De este modo resulta en una cierta "hiperactividad", lo que explica estas noches hablando y haciendo el amor, viviendo sólo con agua fresca. Se produce así un aumento neto en el gasto de energía. En un estudio italiano, ocho de cada diez personas, hombres y mujeres por igual han reconocido que un romance era para ellos una gran manera de encontrar la línea.

Estar enamorado: mejillas rosadas y rostro radiante

La felicidad y el placer (placer especialmente sexual) favorecen la producción de estrógenos y oxitocina, la hormona llamada apego, lanzado en el cerebro y el sistema reproductivo cada vez que nos toque un ser querido y nos lleva a la reconciliación y abrazos.

Pero mejor que una crema de belleza, estas hormonas mejora la circulación de la piel y promueven la producción de colágeno natural. La piel es más suave, más brillante y mejor protegida contra el envejecimiento. Y este efecto parece duradero. Un estudio demostró que las personas que tuvieron relaciones sexuales tres veces a la semana, en una relación estable, aparecieron diez años más joven que su edad!

Estar enamorado: el corazón latiendo en el tiempo correcto

Más allá de los efectos estimulantes de la adrenalina y la dopamina en el corazón, varios estudios han demostrado que vivir una unión armoniosa tendría efectos beneficiosos sobre la presión arterial e incluso la tasa de colesterol lo que lleva a una buena salud cardiovascular.

Este fenómeno se explica por un menor estrés, sino también una vida más sana y, probablemente, por los beneficios que el sexo, que son comunes y armonioso, regulan el ritmo cardíaco, tanto como la práctica regular de un deporte.

Autora: Anne-Sophie Brunet

Traducido y adaptado por Dr. Miguel Ángel Núñez